España vende a la UE las hortalizas más caras que Holanda, pero más baratas que Marruecos